Para muchos viajeros, un vuelo largo que salió mal puede echar a perder la perspectiva de unas vacaciones placenteras o un viaje de negocios productivo. Si bien nada puede garantizar cielos soleados aquí hay algunos consejos sobre cómo hacer que incluso los viajes en avión más largos sean menos estresantes.

Empácate bien

La preparación para un viaje – lot polish airways – en avión cómodo comienza en casa. Piensa en las restricciones impuestas a los líquidos de mano como a tu favor, ya que puedes abastecerte fácilmente de versiones de muchos medicamentos y artículos de tocador de tama?o de viaje en tu farmacia local. No olvides empacarlas en bolsas de plástico transparentes, y asegúrate de guardarlas en tu equipaje de mano.

Reserva el tipo de asiento que mejor se adapte a ti

Ya sea que desees una primera clase, una fila de salida o el último asiento de la ventana del pasillo, asegúrate de hacer los arreglos apropiados al reservar tu viaje.

Come antes

Seamos honestos: la mayor parte de la comida que se sirve en los vuelos deja mucho que desear. Regálate una gran comida antes de volar (haz lo posible por cumplir con opciones más saludables y ligeras) y asegúrate de empacar suficientes bocadillos para el viaje. Barras de granola, nueces tostadas, frutas secas y galletas integrales son excelentes refrigerios que no serán confiscados en la seguridad. Tu barriga te agradecerá una vez que haya comprobado los aperitivos poco saludables y sobrevalorados que se ofrecen a bordo.

Entretenerte a ti mismo

Los vuelos largos se abordan mejor con variedad de entretenimientos a mano. Aborda el vuelo armado con tu portátil, reproductor de mp3, el último best-seller y una serie de revistas publicadas recientemente. Una vez que hayas escaneado el menú de ofertas de películas, piensa en el trabajo que te gustaría realizar, las películas que te gustaría disfrutar y lo que te gustaría leer durante el vuelo.

El sue?o es importante

Una vez que te encuentres asintiendo, quítate los lentes y considera usar tapones para los oídos, una almohada de viaje y una máscara para dormir para facilitar el sue?o. Para algunos, dormir es más difícil de conseguir que para otros, pero una manta, auriculares de cancelación de ruido, o incluso una ayuda para dormir de venta libre pueden ayudarte a hundirte en el sue?o.

Llega refrescado

Asegúrate de empacar un cepillo de dientes peque?o y una pasta de dientes para que puedas cepillarte los dientes al llegar. Las peque?as toallitas faciales se pueden utilizar para refrescar la cara y otras áreas, ?mientras que un desodorante puede ser muy útil! Se?oras, traigan hojas secantes, lápiz labial y un corrector en polvo: nadie sabrá nunca la longitud que has recorrido si pasas unos minutos refrescándote según sea necesario.